in

Sudáfrica censura su filme aspirante al Oscar que aborda la homosexualidad

Tras pasar por la Berlinale, Sundance y quedar a las puertas de la nominación al Óscar; “Inxeba” (“La herida”) se estrenó con gran expectación en su país, Sudáfrica, preparada para tocar fibras sensibles; la homosexualidad y los rituales de iniciación de los jóvenes de la etnia xhosa.

Censurada en su propio país

Sin embargo, solo duró dos semanas en las carteleras de ese país; ya que el órgano responsable de las clasificaciones de audiencia revisó su estatus y la elevó de “apta para mayores de 16” a “X18”; la categoría usada para la pornografía.

Su reclasificación convirtió su exhibición en ilegal en los cines comerciales; lo que supuso una especie de censura de facto; y ha llevado a que actualmente no se puede ver legalmente en ninguna pantalla en Sudáfrica.

“Lo que está claro es que esta no es ya solo una lucha por ‘Inxeba’. Es una lucha por la libertad y los derechos de todos los artistas y cineastas sudafricanos”; expresó el director de la obra, John Trengove; quien actualmente se encuentra en el extranjero trabajando en su próximo proyecto.

Por su parte, la productora, Urucu Media, informó esta semana de que intentarán revertir la situación por la vía judicial.

La historia de Xolani

La película cuenta la historia de Xolani, un joven xhosa que regresa desde la ciudad para participar como “cuidador” en los ritos de iniciación que en su etnia marcan el paso de la adolescencia a la edad adulta.

Además para Xolani (Nakhane Touré) el viaje significa también su oportunidad anual de volver a ver a un compañero de infancia, Vija (Bongile Mantsai), ambos homosexuales en secreto.

La cinta acaparó más de una quincena de galardones en el circuito internacional de festivales y; aunque no acabó entrando entre las cinco nominadas, llegó hasta la lista de nueve finalistas al Oscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

Sin embargo, para los miembros del tribunal de apelaciones de la Junta de Cine y Publicaciones (FPB, siglas en inglés); “Inxeba” no tiene “ningún valor científico, educativo” ni “artístico”.

“Es difícil responder a eso porque ni siquiera dicen cómo llegaron a esa conclusión”, señaló Cait Pansegrouw, productora de la película.

“Claramente, esto ilustra cuán lejos Sudáfrica tiene que llegar todavía; a pesar de tener una increíble Constitución sobre el papel. La realidad sobre el terreno es desgraciadamente muy diferente”, concluyó.

Con información de EFE

¿Qué opinas?

Inauguran escuela argentina con nombre en homenaje al submarino desaparecido

Premios Razzie 2018: eligió a lo peor del año en Hollywood