in ,

Adelgazar es “contagioso” en las parejas

Cuando en una pareja uno de sus miembros cuida su salud, hay alta posibilidad de que la otra parte haga lo mismo, de acuerdo con un estudio.

“El concepto se conoce como ‘efecto dominó’; y significa que las intervenciones para adelgazar para uno de los esposos tiene efectos no intencionales, pero positivos en el otro”; dijo la coautora, Amy Gorin, profesora asociada de Ciencias Psicológicas de la University of Connecticut.

“Es decir que los esposos que no están participando activamente en (una dieta) también tienden a adelgazar”, añadió.

Una motivación en conjunto

Su equipo publica en la revista Obesity que el peso en las parejas tendía a ser proporcionalmente similar al comienzo del estudio. Las parejas comprometidas con la salud tendían a motivarse y hacer dieta y ejercicio.

Pero también sucedió lo opuesto. Si uno de los miembros de la pareja engorda durante la relación, hay una gran probabilidad de que la otra parte también lo haga, indicaron los autores.

Los resultados sugieren que si un integrante de una pareja no está recibiendo orientación alimentaria, eso no quiere decir que no obtendrá las mismas recompensas que su ser querido.

El estudio

El equipo estudió a 128 parejas heterosexuales y homosexuales durante seis meses. La mayoría era matrimonio. Todos tenían sobrepeso u obesidad.

Un integrante de la mitad de las parejas participó del programa de adelgazamiento llamado Weight Watchers: accedió gratuitamente a seis meses de sesiones presenciales y herramientas online, incluido el automonitoreo de la alimentación, la actividad física y el peso. También había un consejero disponible las 24 horas.

En el resto de las parejas, un integrante recibió un folleto con información básica sobre alimentación saludable, actividad física y estrategias para el manejo del peso (grupo de control).

A los tres meses, las parejas “tratadas” con el programa Weight Watchers habían adelgazado más que las del grupo de control. A los seis meses, la diferencia había desaparecido.

Pero al equipo le interesaba más conocer cómo les había ido a las parejas “sin tratar”. Y, de hecho, esas parejas también habían adelgazado, sin importar a qué grupo pertenecían.

Sin dieta, los esposos adelgazaron unos 1,30 kilos a los tres meses y 2,02 kg a los seis meses, más allá del grupo asignado.

Es más: a los seis meses, el 32 por ciento de los esposos que no habían hecho dieta habían adelgazado el 3 por ciento del peso inicial, según precisó el coautor Gary Foster, oficial jefe científico de Weight Watchers International, que financió el estudio.

Con información de Reuters

¿Qué opinas?

¿Por qué Rihanna está molesta con Snapchat?

Fumar elevaría el riesgo de disminución auditiva