in ,

Así es la máquina para ejecutar “suicidios racionales”

Es legal en Bélgica, Canadá, Colombia, Luxemburgo, EE.UU.

El médico australiano Philip Nitschke ha dado a conocer un invento controvertido: un dispositivo que brinda asistencia a las personas que quieran acabar con su vida en “suicidios racionales”.

Sencillo, eficaz y sin dolor

Nitschke ha creado a Sarco, una cámara para dormir; la cual tiene un diseño futurista; sin embargo, en ella no podrás tener mucho futuro; ya que se trata de un dispositivo para suicidios.

El dispositivo “fue diseñado para poder ser impreso en 3D y ensamblado en cualquier lugar”; además, cualquier usuario que pase un cuestionario mental; puede imprimir y usar el aparato ya que sus planos “serán gratuitos y de código abierto y estarán subidos en Internet”.

¿Cómo funciona Sacro?

Sarco consta de una cámara transparente concebida para que las personas se sientan cómodas en su interior. Una vez se meta en la misma, el suicida ha de presionar un botón para que que el dispositivo comience a “llenarse de nitrógeno líquido y se reduzca el nivel de oxígeno a aproximadamente un 5%”.

También hay un ‘botón del pánico’ por si algún usuario cambia de opinión en el último momento.

Transcurridos unos minutos, el usuario quedará inconsciente, sin experimentar dolor. El médico australiano compara la experiencia con lo que se siente cuando “hay una despresurización en la cabina de un avión”. Tras el fallecimiento del interesado la máquina podrá utilizarse como ataúd.

Con información de RT

 

¿Qué opinas?

Written by Suzanne Nessi

Periodista - Redactora Web - Community Manager. Editor en Jefe de Casi Noticias.

Los monstruos salen a las calles de Austria por las noches

Zidane: Cristiano es el mejor de la historia del fútbol